Película-documental Inside Job

La película-documental, Inside job, es un video que explica la crisis de 2008 en EEUU, principalmente. Una crisis con una pérdida de más de cien mil millones de dólares. Mucha gente perdió los ahorros de toda una vida. 

La mayor culpa de la crisis la tienen las grandes empresas que supieron comprar a las grandes instituciones públicas y privadas. Estos “personajes” de la crisis ocuparon grandes puestos en el gobierno siendo capaces de tener el favor de la cámara, de los propios presidentes del país y de muchas de las grandes universidades.

Un gran ejemplo de ello es lo que ocurrió en 1998 con dos de las grandes empresas del país, CITICORP y Travelers, que se unieron formando la mayor empresa financiera del mundo: Citigroup. La fuisión violó la ley “Glass-Steagall”. La Ley Glass-Steagall entró en vigor el 16 de junio de 1933 y fue la ley que estableció la Corporación Federal de Seguros de Depósito y que introdujo reformas bancarias para controlar la especulación. Entre sus características destaca la separación entre el banco de depósito y la bolsa de valores. Esta ley fue promulgada por la Administración Franklin D. Roosevelt para evitar que se volviera a producir una situación como la crisis del 29.

En 1999, contando con el favoritismo del propio presidente de esa época, Bill Clinton, el congreso cambió las leyes favoreciendo estas maniobras de las grandes multinacionales. Así se hizo la ley “Gramm-Leach-Bliley Act” o también llamada “la ley de alivio para Citigroup”. Esta ley consiguió que se derogase parte de la Ley Glass- Steagell, la eliminación de barreras en el mercado entre las empresas de valores y las compañías de seguros de empresas que prohibían a cualquier institución actuar como cualquier combinación de un banco de inversión, un banco comercial y una compañía de seguros. Con la aprobación de la Ley Gramm-Leach-Bliley, se permitió que los bancos comerciales, bancos de inversión, firmas de valores y compañías de seguros se consolidarsen.

En el año 2000 los grandes bancos estaunidenses habían concedido créditos a empresas y particulares de todo el mundo. Concedieron más de quince veces más del dinero que tenían. Aún así estos bancos recibieron la más alta calificación de seguridad y confianza (AAA); fueron los que más tarde, casi de la noche a la mañana, quebraron.

A partir del año 2000 la especulación fue incontrolable llegando a su fracaso ocho años más tarde.

 Hay que plantear que el gran triunfo está en la fusión de empresa y estado. Cuando la ley está del lado de las empresas, como pasó entonces, se libera totalmente la especulación y se produce lo que más tarde vivirían los estaunidenses. Y no sólo ellos; lo que viviríamos y estamos viviendo nosotros mismos.

Tuve la suerte de escuchar una conferencia de José Luis Sampedro, catedrático en Economía de la UCM y gran humanista español. Sampedro habló de que en cada época hay algo determinante que mueve todo. En la Edad Media era Dios, en la Edad Moderna la nueva ciencia y en la Edad Moderna el capital. Como vemos en el ejemplo que hemos citado, el capital se ha impuesto por encima de las leyes y el estado. Es el capital el que ha movido todo.

Sampedro continuó hablando de que ahora estábamos en un cambio de época. Un cambio donde a la vez que surge un nuevo sistema capitalista, a mi juicio más feroz si cabe, también surge la posibilidad y el cambio. Estamos hablando de que la crisis ha ayudado, no sólo a destruir ,sino también a crear, a volver a querer que las leyes y el estado no estén ocupados por nadie ni por nada, a creer que el gobierno y las instituciones, tanto públicas como privadas, tienen que tomar otro rumbo. También coincido con Sampedro en que la posibilidad está en la red, en internet. Las nuevas tecnologías son las que están dando la posibilidad y el cambio de época. Una época que tiene un arma que por mucho que quieran no van a poder controlar a su antojo. Esto ya lo estamos viviendo. Internet es la clave del éxito de éste transito de épocas donde aún no sabemos cual va a ser la figura determinante que rija el mundo. Esperemos que no sea un capitalismo aún más extremo y pueda la ética ocupar el lugar que le corresponde.

 

Macarena Lucas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: